Sildenafil® [otayuri] - Xzafire


Sildenafil, principio activo del fármaco conocido como Viagra


Su Beka enfermó.
Sí, aunque pareciera casi imposible, ese kazajo también era un hombre común y podía caer enfermo como cualquier ser humano
Como buen enfermero que claramente no era, se había esforzado en hacer una sopa de pollo que Beka halagó, aunque su rostro se puso más pálido de lo que estaba (tal vez porque quemó el aderezo, quien sabe). Le había puesto un paño frío en la frente antes de dejarlo bien abrigado y dormido para ir a la farmacia a comprar medicamentos para la faringitis de su amado.
Yuri tenía pensado volver rápido a su casa pero un anciano decrépito que tomaba un minuto para decir cada sílaba llegó 3 segundos antes que él, y la amable mujer obesa que atendía le dio preferencia. Entonces, diez minutos después el hombre no había terminado de decir qué medicamento quería y el rubio ya quería volver a su departamento para ver a su Beka que aunque le había dicho que no pasaba nada y se repondría en unos días, para su novio estaba terriblemente enfermo y necesitaba de todos sus cuidados y atención. Felizmente para él, un ayudante llegó y se dispuso a atenderlo.
— Necesito paracetamol, amoxicilina, un descongestionante nasal y aceite de eucalipto con mentol — el chico tecleó rápidamente su pedido en el sistema.
— ¿Enfermó su hijo? ¿cuántos años tiene?
– No es para un niño... – contestó de mala gana,estaba harto de ese abuelo, para suerte la mujer obesa ya estaba por cobrarle, pero el hombre con parkinson, no lograba sacar su billetera así que la mujer se apresuró a alistar los medicamentos del hombre y ponerlas en el área de despensa – es para mi novio, tiene una faringitis – o un linfoma, o cáncer, o una infección cardiaca mortal según Google, pero quería ser positivo y pensar que fiebre y dolor de garganta solo podían ser síntomas de una leve faringitis como es común en el invierno ruso.
–Bien son 400 rublos – Yuri le tendió la tarjeta de crédito de Beka para pagarlo y una vez hecha la transacción el ayudante se dirigió a sacar los medicamentos.
Yuri esperó en el área de despensa, mientras tanto, el viejo ya había logrado sacar su billetera y su tarjeta, pero no podía marcar la clave en el POS, la mujer obesa seguía con su sonrisa servicial sosteniendo el aparato para que el hombre tratara en vano de marcar los números.
Por su parte el hombrecito volvió cargado de todas sus cosas, las puso sobre el mostrador justo al lado de los del otro cliente y pasó a embolsarlo. Vio dos blisters de pastillas azules, así que el chico dudó, justo cuando estaba por ver los nombres de cada una para darle a su rubio cliente el correcto, llegó una mujer desesperada con un bebé que lloraba como si fuera a morirse, así que sin más y sin ver solo metió rápidamente el blister más cercano en la bolsa de papel y se la tendió al rubio.
– Que tenga buen día – le dijo y corrió hacia la mujer.
Yuri refunfuñó y se fue del local con su compra, el anciano aún no lograba marcar su clave.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Llegó a su casa y vio a Beka recogiendo la ropa que estaba tirada por su casa para ponerla a lavar, no se sentía orgulloso de ser un cerdo y tener su departamento asqueroso, pero no por eso su paciente iba a esforzarse y arriesgarse a empeorar.
– ¡Beka! ¿Qué diablos haces? Te dije que descanses – puso su compra en la encimera de la cocina y llevó a su precioso novio a la habitación para volver a acostarlo aunque este comenzó a reclamar sobre sentirse mejor.

Descargar Libro Sildenafil® [otayuri] pdf Gratis Online



Autor: Xzafire Etiquetas:
Rating