Mi Luna Azul -


El Renacer de Illazki.

"El pelaje negro resurgirá entre las cenizas, ciñéndose en el delicado cuerpo de una mujer, sus ojos rojos por la furia, grises por el dolor, azules por la felicidad y cafés por la tranquilidad.
Los cuatro elementos a su merced.
Hija de la Luna, Illazki se hará llamar.
La primera y única hija niña de un Alfa.
La Madre Luna la querrá más que a nadie y le otorgará los cuatro poderes esenciales de la naturaleza, para acabar con nuestra Maldición"


—Eres una maldita asesina, ¿que no lo entiendes niña tonta? — la mujer tiraba del brazo de una pequeña niña de seis años que en el fondo suplicaba que su castigo no fuese tan malo. —Mataste a tu madre, por eso te desterraron de la casa de la manada, y a mí me condenaron a cuidarte asesina, y ahora haces todo por fastidiarme— la presión en el brazo cada vez era más fuerte— ¿A dónde querías ir? ¿acaso querías escapar?
— No, yo... yo solo quería jugar. — entre llanto decía la pequeña.
—Te querías escapar pequeña tonta— el primer golpe fue dado a la niña. —Un día vendrán por ti, para castigarte— por segunda vez la golpeó sin remordimiento, haciendo que los sonidos hicieran eco por la habitación.
—Por favor, ya no haré nada, por favor, no me pegue más, se lo suplico—se arrodilló ante la mujer que segundos atrás la había golpeado.
La mujer de largo cabello rubio sonrió con malicia, mientras la niña estaba de rodillas con sus ojos cerrados esperando los demás golpes.
—Está bien pequeña, ya no te daré el castigo que te mereces, sabes que soy buena persona, así que dejare pasar lo que hiciste— la joven decía con amabilidad falsa, la chica se inclinó hasta llegar a la altura de la niña y sus palabras filosas desgarraban por dentro a la niña.
—Pero quiero que te grabes algo en tu cabecita— con el dedo índice le golpeaba la sien a la pequeña niña asustada— eres lo peor que la Luna haya traído a la vida, eres una a-se-si-na, te lo grabaste o, ¿eres lo suficiente tonta para no entenderlo? 
—Lo...lo entiendo se-señorita— la niña asentía repetitivas veces
— Repítelo.
—Soy una a-asesina—la niña no tenía el conocimiento de por qué el odio hacia ella simplemente tenía que doblegarse. 
Por el llanto, no se comprendían bien sus palabras, eso hizo enojar a la nana, que con desesperación tomo del cabello a la niña que intentaba no sollozar delante de ella.
—Habla bien chiquilla idiota.
—Soy una asesina—habló claro por primera vez reprimiendo sollozos, reprimiendo dolor.
Así fue como la joven cumplió su palabra, no dañándola físicamente, pero sus maltratos, fueron algo más fuerte que los golpes.
Las palabras.

Descargar Libro Mi Luna Azul pdf Gratis Online



Autor: Etiquetas:
Rating