El Carnicero De Eones - Nexion25


"Reyes y Emperadores divinos, Dioses Antiguos, Hadas Celestiales, Genios de una Época, no son más que cerdos al matadero frente al Carnicero de Eones."

Reseña:
El Carnicero de Eones, es una novela de fantasía, aventura, misterio y acción. Basada en diferentes referencias de las novelas del género wuxia o xianxia, con toques de realismo mágico occidental.
La emisión de capítulos se hará de tres a cuatro capítulos por semana dejando un intervalo de un día para mantener la calidad del producto.

Sinopsis:

Una diosa ha recibido un nuevo mundo bajo su custodia, pero una calamidad se aproxima y un héroe es necesario.

Acompaña a Deus e Indira en su travesía por el mundo mientras intentar prevenir una tribulación divina, se testigo de su papel en la maquinación de entes incomprensibles y su lucha por escapar del juego del destino.


Alice caminaba cabizbaja a través del blanco pasillo, en su frente se podía advertir unas gordas gotas de sudor que resbalaban culposamente, estaba jodida.
El día anterior, para celebrar la asignación de un nuevo mundo bajo su jurisdicción había salido junto con sus amigas a celebrar a un bar, y como nueva estrella en ascenso conocida por todos los dioses jóvenes había festejado a lo grande, lamentablemente sus acciones ostentosas y su comportamiento había llamado la atención de otra diosa mayor, quien no tuvo mejor idea que retar a Alice a un duelo, eufórica y francamente ebria, Alice aceptó culminando el acto con una vergonzosa derrota.
Sin embargo, el motivo de pánico de Alice no era su reputación manchada o lo que los demás dioses fueran a murmurar de ella a sus espaldas, sino que en el duelo había apostado los puntos divinos que se le habían asignado para la protección de su nuevo mundo.
Alice era una diosa, una relativamente joven, bajo su jurisdicción contaba solo con dos mundos nuevos que actualmente se encontraban en formación, lo que le impedía intercambiarlos o hacerlos producir puntos divinos, recientemente dado su impecable desempeño se le había asignado un mundo ya avanzado, el mundo en mención sufría ciertos contratiempos y era su responsabilidad salvarlo. La opción más práctica era invocar un héroe de otro mundo y para ello el consejo le había otorgado una gran cantidad de puntos divinos que asegurarían la invocación de un héroe poderoso o al menos con un gran potencial que conllevarían a la salvación de dicho mundo, PUNTOS que acababa de perder.
Alice miraba con angustia su nivel de puntos, ni siquiera le alcanzaban para convocar a un héroe mediocre, de hecho ni siquiera tenía los puntos suficientes para acceder a la sección de criaturas humanoides, solo le alcanzaba para girar la ruleta del azar en la sección de bestias divisas.
—"Si logró conseguir una bestia divina que gane tiempo mientras recolecto más puntos, de alguna forma podría funcionar."—, pensó dándose palmaditas en la espalda ella misma.
Sin mucho más preámbulo, accedió a la ruleta de bestias divinas al azar y tras ver con lágrimas en sus ojos como los pocos puntos que le quedaban desaparecían, giró la ruleta.
Sabueso del averno, Reina arpia de hielo, Grifo azulado de montaña, Ballena aérea carmesí....
La ruleta giraba y giraba mientras el ceño y puños de Alice se contraían, si le tocaba algo decente habría esperanza, sino su carrera como diosa habría acabado y ni hablar del mundo que sería destruido con todas esas almas y el karma que le esperaba.
Basilisco mundial, Cóndor de siete vientos,  Ardilla devoradora de soles, ...
La flecha empezaba a lentamente a parar, los ojos de Alice se abrieron y utilizando toda su capacidad mental empezó a calcular dónde caería la flecha.
Tras medio segundo una sonrisa se formó en su rostro, Dragon terrestre rocoso. No era lo mejor de lo mejor, pero era decente, podía recuperarse. Si el Dagón podía resistir el asedio hasta que consiguiera los puntos para un héroe decente podría lograrlo, de hecho el dragón podría servir como montura o profesor dependiendo su nivel.
Pero cuando por su cabeza pasaban miles de ideas y planes de cómo adecuar la situación a su conveniencia, la flecha cayó como era de esperar en el dragón terrestre rocoso, pero de repente sin explicación alguna saltó al siguiente espacio.
—"¿Ah?"—, exclamó Alice confundida por lo ocurrido.
Luego asimilo lo ocurrido y se expresó correctamente.
—"¿QUEEEEEEEEEEE?"—, gritó mientras todo el salón volteaba a verla.
—"ES IMPOSIBLE, LA MÁQUINA ESTÁ ROTA, EL ADMINISTRADOR, NECESITO AL ADMINISTRADOORRR",—, empezó a exclamar descontrolada.

Descargar Libro El Carnicero De Eones pdf Gratis Online



Autor: Nexion25 Etiquetas:
Rating