Cartas Perdidas En El Correo - :(


Cartas dirigidas, mas sin embargo nunca entregadas.


Tú.
No me di cuenta hasta en uno de esos tantos momentos, en los que te miraba, cuando volví a sentir ese acumulo de sensaciones desconocidas que me inducían a una mezcla de excitación y admiración abrazadora, euforia o tal vez gozo, sin poder despegar mis ojos de ti aun con el temor de que alguien mas pudiese captar mi extraña atención específicamente a ti. Todo se detiene al rededor de la maravilla que eres tu, explosiva y gratificante como una brisa fresca en un caluroso día o quizá tan cálida como un café caliente a mitad de el invierno; Pero mas que nada, adictiva como el aroma a tierra húmeda después de una tempestuosa tormenta, dando el ejemplo justo a estos instantes en los que no puedo dejar de mirarte, casi como si me esforzara a grabarte, a través de la retina de mis ojos, la perfección que eres tu.
Un pequeño trozo de paraíso y pecado andante a la vez, me atrevo a declarar. Que con sus orbes castaños, logran enloquecer mis sentidos con su sola mirada.
Perfección mas allá de los estatutos de belleza, hablo de la perfección en ser tu, en la manera en que disfrutas la vida y te dejas ser ante esta, la seguridad que radia y principalmente tu ternura, la hermosa bolita de dulzura que eres ante todos.
No me di cuenta hasta que en uno de esos tantos momentos, en los que te miraba, cuando volví a sentir el acumulo de sensaciones desconocidas en mi interior, carecía del conocimiento de lo que estas significaban hasta esa ocasión, donde mi corazón latía desenfrenada mente contra mi pecho. Esta vez si poseía el significado a esto aunque me parecía tan irreal.
¿Como podría dejar que te fijes en mi?
Alguien tan dulce y seguro no podría merecer a una persona como yo, siendo tan inseguro y cobarde de cometer algún error. Tu mereces a alguien que sin miedo arriesgaría lo que fuera por ti.
Por eso mismo, me limitare a fijar mi vista en ti desde lejos, esperando a que mi estúpido sentir deje de existir, por que se que es pasajero. Serán tal vez semanas, o a lo mucho meses, si es que mi mente no me traiciona; otra razón para no acercarme a tu peligrosa compañía.
La razón de terminar de caer completamente por ti, acercarme y conocerte aun mas, tus miedos, tus preferencias y disgustos, guardarlo todo en mi oculto y cerrado corazón para abrirlo solo para ti. Tenerme a tus pies, entregarme a enamorarme, encariñarme contigo para después no querer dejarte ir.
Saltar al enorme abismo que eres tu para después poder salir lastimado.
Tu mi cielo y mi infierno.

Descargar Libro Cartas Perdidas En El Correo pdf Gratis Online



Autor: :( Etiquetas:
Rating