Campamento Base #wattys2017 - Serendipia


Tras la muerte de su madre, Caroline y su padre afianzan su relación, pero esta se ve truncada por la aparición de la nueva pareja de su padre y la hija de esta. Que Caroline descubra la verdadera vida de ambas provoca que esta caiga en numerosas trampas y acabe en un campamento militar. Caroline pensaba que aquel campamento iba a ser su peor pesadilla, lo que no sabía es que en realidad allí formaría su nueva familia de amigos, y lo que es mejor, se enamoraría del guapísimo sargento Wollach.

Portada realizada por: renatafer03


LA NOVELA PUEDE CONTENER LENGUAJE SOEZ Y ESCENAS SUBIDAS DE TONO LEER BAJO VUESTRA RESPONSABILIDAD.


En multimedia: el par de víboras.
Realmente pensaba que papá sólo estaba haciendo una de sus simples amenazas, que nada de lo que me dijo era real, pero me equivoqué.
Mis maletas ya están en el avión privado de papá, junto con mi trasero sentado en uno de los asientos. Me observa seriamente y después vuelve la vista a su teléfono. Es por eso mismo que no es consciente de la realidad que le rodea, no puede ver con sus propios ojos como su hijastra me ha tendido una trampa, junto con la insensible de su madre, ambas son unas malas víboras que sólo buscan aprovecharse de mi padre y de su fortuna.
Supe que Dayana, y su madre Madison eran unas víboras desde que las ví. Mi padre me las presentó hace tan sólo 2 años, y hace 1 que mi padre y Madison se comprometieron, haciendo así que mi vida se tornara una tormenta, y más cuándo las descubrí.
No me fiaba de ellas y empecé a hacer mis propias investigaciones, cuando tenía información más que suficiente para desmentirlas frente a mi padre, la zorrasca de Madison se limitó a decir que sólo buscaba llamar la atención, y como mi padre babea por sus tetas operadas y sus grandes mamadas decidió creerla a ella antes que a mi, su propia hija.
Es por eso que desde entonces me juraron venganza y me hacían la vida imposible. Me seguían y sacaban fotos, llegando a utilizar photoshop para que en algunas se me viera fumando, en otras manteniendo sexo en público y no se que barbaridades más. Nada de eso era real, pero mi padre creía en aquello que estas le mostraban.
Lo peor fue lo que pasó hace unos días, es ahí cuando mi padre perdió la paciencia y cumplió sus asquerosas amenazas. Estaba coladita por un chico, chico que al final resultó ser amigo de Dayana. De ahí que acabase con droga en mi organismo, y más tarde las víboras tuvieran un video porno mío en su poder. Le hice creer a mi padre que eso no era lo que parecía, que estaba bajo los efectos de las drogas.

Flashback:
-Pues claro que estaba bajo los efecto de las drogas cariñín..., no quería que te enteraras así, pero Caroline consume sustancias, y de las fuertes- mi padre me mira asombrado.
Me quedo estupefacta al ver que en sus facciones se muestran claros rasgos de que le cree.
-Es verdad, antes de entrar yo la vi guardar algo sospechoso en el bolsillo papi- dice la asquerosa de Dayana.
Me enerva cuando le llama papi, no es nada suyo joder.
-Eso es mentira- digo segura de mi misma.
-Pues si es mentira..., entonces, ¿no te importa que mire en tu bolsillo?- dice Madison.
-Pues claro que no- mi seguridad hace que mi padre se relaje.
Me conoce muy bien, y sabe cuando miento y cuando no.
Madison se acerca sonriente, y saca de mi bolsillo una bolsita que parece tener cocaína.
Se gira y se la enseña a mi padre, haciendo que este suelte un grito.
-NO ME LO PUEDO CREER CAROLINE LINSKY, ¿QUÉ HE HECHO YO PARA QUE ME HAGAS ESTO?- dice mientras se acerca a mi.
Me agarra por los brazos y me zarandea, mientras sus ojos se llenan de lágrimas.
-Te lo he dado todo, todo Caroline, nunca te ha faltado de nada..., ¿por qué me haces esto?
No puedo evitar ponerme a llorar, esto es surrealista, esa droga no es mía, fijo que Madison me la colocó. Era ladrona, sabe perfectamente como hacer estas mierdas sin que uno se entere.
-Yo..., eso no es mío papá, tienes que creerme- lo miro a los ojos y el niega con frustración.
-Aún por encima me mientes a la cara...
Miro a mi lado derecho y veo a Madison sonreír.
-Tal vez van siendo horas de mandarla a ese Campamento Militar de Australia, antes de que esto se salga de las manos cariñín.
¿Australia? No puede ser verdad.
-Si- dice Dayana- una drogadicta puede ser peligrosa papi, si ya me agredía antes imagínate ahora.
Mi sangre hierve, nunca en mi vida le puse una mano encima a esa desgraciada, pero siempre que discutía con ella y le decía sus verdades esta se golpeaba contra algo para decir que yo la había agredido.
-Cállate puta mentirosa- digo con rabia.
-SE ACABÓ- grita mi padre. Lo observo y trago saliva. Nunca en mi vida lo había visto así de enfadado conmigo.- Haz la maletas, te vas de esta casa.
Sale del despacho hecho una furia y me deja a solas con el par de víboras.
-Te dije que destruiría tu vida niñita asquerosa- dice Madison.
-Se olvidará de ti como se olvidó de tu madre.
Sus palabras me lastiman.
No quiero que se olvide así de mi.
Mamá, cuánta falta me haces.

Fin del flashback
Llegamos a Australia y bajo del avión. Papá no me ha dirigido la palabra en todo el vuelo, estaba demasiado ocupado resolviendo problemas de empresa.
Un todoterreno nos espera a la salida del aeropuerto. Mi padre me hace subir y este emprende camino hacia las afueras.
Todo es tierra y selva, nada más. Parece que me he perdido en las amazonas y en el desierto a la vez, que lugar más extraño.
El todoterreno se detiene y nos bajamos. Un hombre robusto y de unos 50 años se encuentra frente a nosotros.
-Buenas tardes señor Linski, señorita- dice. Mi padre aprieta su mano y yo agito la mía en modo de saludo, descolocando completamente al señor que hace una mueca extraña con la boca.
-Bien- prosigue hablando el señor- van siendo horas de despedirse, la ruta por el campamento empieza en 10 minutos, los dejo a solas.
El señor desaparece y yo me giro hacia mi padre. Este me observa y en vez de abrazarme o decirme algo emotivo o incluso "lo siento hija, volvamos a casa", se limita a bajar mis maletas. Lo miro sorprendida pero no digo nada. Deja mis dos maletas en el suelo, y me vuelve a mirar.
-Creeme que me duele mucho tener que hacer esto Caroline, pero tu actitud no podía seguir así...
-Pero papá..., yo no hice nada de eso, tienes que creerme- digo intentando convencerlo, pero su rostro sigue igual.
No me cree.
-Se que la muerte de tu madre te afectó mucho, pero nunca busqué reemplazarla Caroline, yo sólo quería darme una oportunidad en el amor, y tú..., tú sólo buscas quitármelo todo, no entiendo nada..., nunca fuiste así.
Sus palabras me hieren. Realmente no me conoce si piensa que le hago daño, que ese es mi propósito. Joder, ni si quiera he hecho nada malo en mi puta vida. Incluso ese imbécil abusó de mi, y está libre, sin una denuncia, sin nada, porque mi padre simplemente no cree en mí.
Cojo mis maletas y me voy.
Ni si quiera un abrazo.
Ni si quiera un te quiero.
Tampoco creo que le interese ninguna de esas palabras, ningún tipo de afecto, a fin de cuentas las ha elegido a ellas, las eligió desde el primer momento en que dejó de creer en mí.

Descargar Libro Campamento Base #wattys2017 pdf Gratis Online



Autor: Serendipia Etiquetas:
Rating