A Tú Merced - Nutella_djs✨❣


Frío, suave y delicioso.
Tres palabras que lo describen todo.
Daniela roberts una tímida e inocente chica; ella nunca ha sido buena socializando, siempre ha intentado ser la chica invisible, la chica incorruptible; la que prefiere no salir de su zona de confort. Pero todo eso cambiara muy pronto para la joven chica.
Él, el play boy que todas las chicas adoran; su vida no ha sido una de las mejores, su pasado lo persigue. Sus palabras siempre son: Vivir la vida al máximo, porque de igual manera vamos a morir. Liam collins no le encuentra sentido a su vida, no hasta que se encapricha con la pequeña dani. Su curiosidad por ella es tan excitante que lo lleva a su máximo de locura. Su inocencia lo perjudica de una manera tan indescriptible que los llevara a ambos a un lugar donde ya no existirán límites.
Todo de ella lo llevara a tal punto que la querrá a su merced.

A tú merced.

Prohibido el plagio o adaptación de esta historia.



Estoy agotada, solo porque necesito este trabajo es que sigo asistiendo. ¿Cómo pueden a ver personas tan indeseables?
 -Prefiero un jugo de limón y ensalada- Le llevas su pedido y después te dicen que porque hay tomates en su ensalada, ¡¿es en serio esto?! ¿Acaso dijo que lo quería sin tomates?
Solo estoy en ese trabajo porque necesito el dinero, pero realmente las personas son irritantes, cuando la chica me dijo eso sentí un coraje dentro de mí, pero debo controlarme, además de que no soy esa clase de persona y realmente evitar los problemas es mi mejor solución si quiero salvar mi trasero.
En fin ya se acabó mi ronda y hoy fue mi turno de cerrar con otra chica. Solo quiero terminar esto para llegar a casa y dormir hasta noche de pascua.
-Hey- Dijo la chica moviendo la palma de su mano en el aire para llamar mi atención
-Aah, ¿sí?- Dije un poco perdida.
-Te estaba diciendo si quieres que te lleve a tu casa- Dijo la chica.
Realmente la idea no estaba mal, como quiera el autobús tardaría en pasar y no quisiera arriesgarme a que un loco drogadicto me agarre. No quiero tener más mala suerte.
-Sí, está bien- Dije un poco tímida
No acostumbraba hablar con nadie; siempre vivo evitando esas cosas, ¿Por qué? Ni yo misma sabría cómo explicarlo. Se veía que ella era nueva; por lo que supe estaban haciendo entrevistas para entrar a más personal, ya que el pequeño restaurante con el paso de los días se iba haciendo más famoso.
-¿Y tú te llamas?- Me preguntó la chica sacándonos del intenso silencio en el que estábamos.
-me llamo da-daniela-Dije en un tartamudeo el cual no pude evitar.
-Un gusto daniela, yo soy Vanessa Williams- me respondió la chica con una agradable sonrisa.
Realmente me agradaba esta chica, además cabe recalcar que es la única que se ha atrevido a hablarme, pues mi timidez no ayuda mucho.
Ahora observándola bien, ella es hermosa; tiene unos ojos verdes que resaltan mucho en su piel blanca, sus espesas pestañas combinadas con su larga cabellera roja que le llega hasta la cintura; ni hablar de su curvilíneo cuerpo y su altura la ayuda bastante, mide aproximadamente un metro setenta. Se nota que se mata horas en el gimnasio. Se ve que es una persona que sabe su lugar, su confianza en sí misma se nota desde lejos. Ojala yo llegar al menos a la altura de esa chica; yo soy todo lo contrario. Tengo unos grandes ojos marrones, cabello castaño por los hombros, de cuerpo... ¡Ja!, ni siquiera se acerca al de la pelirroja; otros lo llamarían esbelto, pero realmente yo ni lo comparo con eso, parezco una lombriz no tengo muchos pechos solo lo adecuado mi cara es un horror mis granitos marcados en mis cachetes y mi piel blanca no las ayuda mucho y para mi suerte el maquillaje me odia, pues me produce alergias hasta el punto de que empeoran.
-Bueno, llegamos- dijo la pelirroja con una enorme sonrisa que no tardó en contagiarme.
-Gracias- Dije con una sonrisa.
-No es nada, me agradas dani, ¿te puedo decir dani verdad?-.
- Claro, tu-tu también me agradas vane- Dije con una sonrisa tímida.
A lo que ella chilló emocionada, realmente no entendía nada, ser mi amiga no era nada emocionante a decir verdad – Me puedes ver así toda espontánea, y con una confianza extrema, pero la verdad es que nunca he tenido una amiga sincera, y veo que tu si lo serias. La mayoría de las chicas buscan popularidad y eso, y son muy hipócritas. Que tú seas mi amiga para mi es una tremenda felicidad –.
Me sonroje, no pude evitarlo; ella quería ser mi amiga ¡wao!.
-Yo no soy de muchos amigos-le dije a lo que ella sonrió y respondió: mejor, así no tengo porque compartirte.
No pude evitar soltar una carcajada a la cual ella me siguió—Creme que con eso no tendrás ningún problema le dije todavía entre risas.
-Hablamos luego dani-.
-Cuidate vane-Le dije con una enorme sonrisa, la cual me devolvió con mucho agrado antes de encender el auto e irse.
Entre a la casa; solo tenía ganas de hibernar como los osos. No tenía hambre, fui a la habitacion de mi revoltoso hermanito y lo vi plácidamente dormido. Thomas; mi pequeñín hermanito de seis años, el es mi todo, mi vida. El único que me da fuerzas de seguir y sacarnos adelante. Después de la dolorosa muerte de mama, no nos quedo de otra que seguir adelante como pudimos. Ese trágico accidente nos afecto mucho, pero alguien tenia que velar por nosotros. Nunca conocimos a nuestro padre y dudo que me interese a estas alturas. Con la herencia que le dejo mi difunta abuela a mi madre pudimos aunque sea mantenernos. Desde mis 16 años tuve que madurar, no conoci esas cosas de ir a fiestas, ademas ni me interesaba siempre intentaba hacerme la invisible. Ir a la escuela; después el trabajo y atender a theo eran mis prioridades, soy la chica rara y antipática. 
Como dije nada fue fácil, ademas si, no es fácil, es estresante; tuve que repetir un curso en la escuela, pues debía trabajar horas extras, no estaba dispuesta a que mi hermanito pasara hambre. Pero al fin este año termino, y creo que todo sera mas facil; trabajo y theo. Esas dos cosas serán mi prioridad.
Cuando llegue a mi habitacion, me acoste con todo y uniforme, estaba tan cansada que no tenia ánimos para ponerme una pijama.
Buenas noches mama, en donde quiera que estes quiero que sepas que lo estoy cuidando bien; te extraño, te extrañamos.

Descargar Libro A Tú Merced pdf Gratis Online



Autor: Nutella_djs✨❣ Etiquetas:
Rating